23 febrero 2012

El Windows 8 a sorbitos

La cita es el día 29, bien entrado el congreso, frente al recinto ferial de Barcelona. Microsoft presentará la primera beta pública de la próxima versión de Windows, Windows 8, que comenzará a llegar a los ordenadores a finales de año. No es casualidad que en Redmond hayan escogido la feria de telefonía móvil como plataforma del lanzamiento. Aunque Windows 8 tiene un escritorio convencional, pensado para ser usado con teclado y ratón, Microsoft tratará de promocionar de forma activa Metro, la nueva interfaz de uso pensada para pantallas táctiles y, sobre todo, tabletas. 

Metro es la misma interfaz que ahora usan los teléfonos equipados con Windows Phone 7, una serie de cuadros que representan las distintas aplicaciones disponibles para el usuario. Windows podrá saltar entre el formato clásico y este nuevo entorno siempre que sea necesario (las aplicaciones para uno y otro son diferentes), pero suponen que los usuarios de dispositivos con pantallas táctiles preferirán la nueva organización del escritorio. 

No es la única novedad en este salto evolutivo. Por primera vez, Windows podrá correr en procesadores que no sean X86, es decir, Intel y AMD. Aún no están claras las limitaciones que habrá para la plataforma ARM, generalmente menos potente, pero a largo plazo Microsoft espera poder fusionar tanto móviles como tabletas y ordenadores convencionales en un único sistema operativo. Con Windows 8, la estrategia de plataforma Windows también adquirirá algunas características propias de los sistemas operativos móviles, como una tienda de aplicaciones propia centralizada. La compañía mostró por primera vez el nuevo sistema operativo el pasado mes de septiembre en Anaheim, California, durante la conferencia de desarrolladores BUILD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario