06 marzo 2012

Recaudadores de multas

La modificación de la nueva Ley de Tráfico ha dejado un maná de millones en el Ayuntamiento de Madrid. Según precisó un portavoz de la Agencia Tributaria de Madrid, «desde que entró en vigor, el 24 de noviembre de 2010, ha subido la recaudación de multas del 47,5% hasta el 51,4%; es decir, casi cuatro puntos». 
El motivo de este crecimiento hay que buscarlo en el pronto pago. Si la persona denunciada paga la multa antes de 15 días se beneficia de una reducción de la sanción del 50%. Eso sí, renuncia al derecho de recurrir. 

Antes de la reforma, la reducción en la sanción por pagar la multa inmediatamente era de un 30%. La medida afecta a todas las multas de tráfico, incluidas las del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). 

Pero es que la nueva normativa de tráfico ha traído más beneficios económicos a los municipios. Entre otras cuestiones, exime a los ayuntamientos de la obligación legal de publicar el nombre de los sancionados. La ley les obligaba a realizar la notificación a través del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) cuando, después de intentarlo dos veces por carta en el domicilio, no se daba con el denunciado. Pero es que hacerlo no era barato, ya que cada folio le costaba al Ayuntamiento entre 740 y 800 euros. 

Lo del BOCM es todo un negocio redondo, ya que su presupuesto no es de más de ocho millones y obtiene unos ingresos de 40. Este organismo se nutre, fundamentalmente, de los anuncios del Estado, Tráfico y los ayuntamientos. 

La Dirección General de Tráfico puso en marcha el denominado Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (Tectra). Se trata de un enlace en la página web de Tráfico en la que el interesado puede comprobar si ha sido sancionado o no y por qué Administración. 

La nueva ley acabó con los dos avisos por correo certificado para llegar a un tercero de cobro por vía ejecutiva. Se reducen a uno. En esa comunicación ya está incluida la posibilidad de acogerse a la bonificación por pronto pago. 

Por este concepto, el Ayuntamiento de Madrid se ha ahorrado 2,2 millones en correo. 
Pero el asunto de las notificaciones en el BOCM acabó en los tribunales. Al principio, el Ayuntamiento solicitaba la exención del pago por que se trataba de una obligación legal por la que no obtenían ningún beneficio. 

Los tribunales le dieron la razón pero cambiaron el paso a la argumentación municipal. Como el pago del anuncio es una tasa, tenía que correr a cargo del sancionado, pero como no se podía localizar, el Consistorio debía adelantar el pago. Es decir, que se quedaron en las mismas. 
Pero la norma estatal de Tráfico estableció otras modificaciones, como que las administraciones podrán comunicar a las personas jurídicas sus resoluciones por correo electrónico. Por lo que respecta a las personas físicas, si ésta lo precisa se le puede informar también de esta manera, pero se mantiene la comunicación por correo ordinario. 
La recaudación de multas es una de las vías de ingreso más importantes del Ayuntamiento de Madrid. Por ejemplo, para este ejercicio hay una previsión presupuestaria de 175.950.000 euros en sanciones de circulación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario