20 abril 2014

El sueño del aficionado a la fotografía

Son máquinas pensadas para los que aman la fotografía, esos usuarios que la industria llama prosumers, mezcla de profesional y consumidor. No son fotógrafos, pero quieren tener control sobre las funciones de la cámara. A pesar de que las reflex digitales tienen ahora precios bastante asequibles, hay buenas razones para optar por las compactas avanzadas. La principal es que al tener una óptica fija no hay peligro de que entre polvo en el sensor. 

Son menos propensas a fallos mecánicos y permiten disparar encuadrando la imagen en la pantalla. Los nuevos modelos no sólo han crecido en megapíxeles. Vienen con mejor sensibilidad y sistemas de estabilización para sacar fotos en ambientes poco luminosos y detectores de rostros para el enfoque.

La familia Powershot G de Canon es la quintaesencia de la cámara prosumer, la máquina perfecta para el aficionado a la fotografía que no quiere dar el salto a las cámaras réflex. La última versión, la G9, viene con una lista de características entre las que destaca la grabación en formato RAW, un sensor de 12 megapíxeles y una pantalla LCD de tres pulgadas. Detecta rostros en la escena para ajustar automáticamente el enfoque y su lente es capaz de realizar un zoom de tres aumentos. Con un ISO equivalente de 1.600 y un estabilizador de imagen es también una máquina ideal para disparar con poca luz.

Destacan por diseño o por tener niveles de zoom que compiten sin problemas con los mejores objetivos de una cámara réflex

Una cámara de 12 megapíxeles de resolución con una óptica Schneider Kreuznach de tres aumentos ópticos. La NV20 de Samsung tiene también un sistema de control de menús diferente y más sencillo que los de otras cámaras. La pantalla LCD tiene 2,5 pulgadas.

Justo a tiempo para la temporada de esquí. Esta Olympus mju 725 SW resiste pequeños golpes y líquidos. Tiene siete megapíxeles, un zoom óptico de tres aumentos, LCD de 2,5 pulgadas y un objetivo que repele las gotas de agua para evitar que distorsionen las fotos.

En fotografía tradicional el objetivo de esta FX33 de Panasonic equivale a un gran angular de 28 mm, un valor que permite sacar paisajes espectaculares y más amigos en la foto. Tiene una resolución de 8,1 megapíxeles y un zoom de 3,6 aumentos. La pantalla LCD tiene tres pulgadas.

Es una de las cámaras más delgadas, compactas y avanzadas de Sony. La T-200 es capaz de detectar la sonrisa en los rostros de la foto y esperar para tomar la instantánea en el momento exacto. Toma instantáneas de ocho megapíxeles y tiene una pantalla LCD panorámica y táctil de 3,5 pulgadas y en formato panorámico 16:9.

Disponible en varios colores, la FInePix Z10fd es una cámara que se disfruta mejor en familia o entre amigos que tengan el mismo modelo. Incluye un modo de transmisión infrarroja de imágenes a otras cámaras. Tiene siete megapíxeles, un zoom de tres aumentos y pantalla de 2,5 pulgadas en la que se pueden ver fotos con música de fondo.

Pocas llegan tan lejos como esta Lumix DMC-FZ18, la única cámara compacta del mercado que sin óptica intercambiable o accesorios es capaz de poner en las manos del aficionado un zoom óptico de 18 aumentos que comienza en un equivalente a 28 mm. 8,1 megapíxeles de resolución cuyos resultados pueden verse en un LCD de 2,5 pulgadas.

Otra apuesta con gran nivel de zoom. Fujifilm pone en la Finepix S8000fd un objetivo equivalente a un 27 - 486 mm en fotografía tradicional -18 aumentos de zoom-. La cámara tiene ocho millones de píxeles de resolución y puede sacar fotografías en condiciones de poca luz gracias a un estabilizador de imagen y su alto nivel de ISO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario