15 septiembre 2014

La invención de la rueda y la aparición de la informática

Los expertos comparan la aparición de la informática con la invención de la rueda. Otros, los profanos, sienten hacia ella un cierto repelús, pero ambos se ven obligados, cada vez con mayor insistencia, a manejar estos equipos en su trabajo. Los ordenadores se han convertido en un instrumento que los profesionales de la informática califican de «imprescindible» para el funcionamiento de la sociedad. «Los que no sepan manejar un ordenador, serán los analfabetos del futuro», aseguran. 

Abogados, médicos, veterinarios, farmacéuticos, arquitectos, delineantes, comerciantes, periodistas y multitud de empresas, así como la propia Administración del Estado, han caído en las casi «insustituibles redes de la informática». La atención de los fabricantes de equipos y programas informáticos no se centra ya, únicamente, en la creación de elementos útiles para un espectro muy reducido del mundo del trabajo y la empresa. Hoy, casi cualquier profesión tiene un fácil acceso a la informática, tal vez sin reducir el volumen de trabajo, pero sí facilitándolo y agilizándolo considerablemente. 

Desde hace algunos años, resulta difícil no ver en la consulta de un médico un terminal de ordenador que, inmediatamente, presenta, dé forma detallada y ordenada, la historia clínica, la medicación y los datos fundamentales del paciente al que se está atendiendo, eliminando los voluminosos archivos susceptibles de deteriorarse con el paso del tiempo.

La Medicina es, tal vez, uno de los sectores más «invadidos» por la tecnología más desarrollada. Los hospitales, desde la recepción -que controla informáticamente las altas y las bajas de los pacientes, así como el número de camas libres o que van a ser desocupadas- hasta los servicios más sofisticados están apoyados por la técnica y los ordenadores. Los nuevos equipos y sistemas permiten, además, la mejora de la profesión médica en las apicaciones directas a la investigación, exploración y detección de enfermedades. 

En este último caso, los ya famosos «scanner» son un buen ejemplo, sin embargo, la informatización está permitiendo avances espectaculares en el campo radiográfico y quirúrgico, entre otros. Para acercar la informática a los profesionales de los diferentes sectores, la Feria SIMO 89 organiza estos días la Conferencia Internacional de Informática y la Convención de Informáticos, que se celebran en el recinto ferial de la Casa de Campo de Madrid. La X Conferencia Internacional de Informática, organizada por CITEMA (Centro de la Informática, Telemática y Medios Afines), analiza el reto de adaptación que suponen las nuevas tecnologías. Junto a ella, se ha organizado este año el séptimo coloquio interdisciplinar, titulado «Ante el año 2.000: ¿Qué información estructurará la personalidad de los seres humanos?», moderado por el doctor Laín Entralgo. 

La necesidad de capacitar a los diferentes profesionales en la aplicación práctica de las nuevas tecnologías es uno de los temas que más preocupan actualmente. No cabe duda que desde hace unos años a esta parte, la informática se va imponiendo en todos los sectores profesionales. Así lo asegura Pedro Alonso, secretario técnico del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación. «No se puede concebir hoy en día -asegura- ningún profesional sin una herramienta de trabajo como la informática. 

Cualquier profesional ha de tener unos conocimientos mínimos en esta materia». José Urea, uno de lo ponentes de SIMO, señala la necesidad de aplicar los sistemas informáticos a los diferentes sectores profesionales. «Por ejemplo, en el caso de los abogados -dice-, los programas que hay en España dependen de los procedimientos legales de nuestro país». «Hasta ahora -asegura José Urea- el software utilizado por los abogados era obsoleto. Eso ha provocado que de los 65.000 abogados que hay en estos momentos en España, sólo el 1 o el 2% están empleando en estos momentos algún sistema informatizado». El sector profesional de los economistas, también, está haciendo un esfuerzo importante por adaptar a su actividad diaria las novedades informáticas. 

Según afirma José Uyarra, decano del Colegio Vasco de Economistas, la informática tiene aplicaciones en dos campos especiales de su actividad profesional. «Por un lado -matiza-, para el economista que trabaja en una empresa, que es un usuario directo de la información que recibe y, por otro, para los profesionales independientes, para quien la informática supone un ahorro de tiempo enorme. Las hojas electrónicas, las bases de datos y los procesadores de texto suponen un ahorro del 60% del trabajo manual».

Los tentáculos de la informática se extienden a las diferentes áreas de profesionales en forma de pantalla. Las ventajas: Mayor rapidez, rentabilidad y ahorro de tiempo. Además, no solamente las profesiones más o menos urbanas se están viendo beneficiadas por los avances de la tecnología. Otros profesionales usan, desde hace años, la informática. 

Para Carlos Luis Cuenca, presidente de la Real Academia de Veterianaria, la aplicación de la informática en la actividad de los veterinarios ha tenido avances tan espectaculares como en la Medicina. «El enorme desarrollo experimentado por esta profesión -comenta Carlos Luis Cuenca- ha hecho que los usos de la informatización sean mucho más variados de lo que a primera vista parece». El diagnóstico de las más de 400 enfermedades que pueden ser contagiadas, entre el hombre y el animal, es una de las aplicaciones principales que tiene la informática en la actividad de los veterinarios. 

La recoleción de datos y su aplicación médica en la reproducción animal suponen el mayor avance. «En el caso de la reproducción animal -afirma Cuenca- el tratamiento genético pasa un proceso informático que es imprescindible para conocer la conformación genética de los embriones». «Antes, una vaca podía tener como máximo uno o dos terneros al año. Hoy, gracias a la aplicación de la informática, podemos conseguir que tenga doce». La informatización de la sociedad parece ser una de las características de la sociedad del próximo siglo. La adaptación a las nuevas condiciones de vida se revela como una necesidad urgente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario