14 julio 2014

La Preysler destila prudencia

El embajador de Filipinas, Carlos Salinas, recibió con honores a su compatriota más famosa, Isabel Preysler, invitada de honor en el desfile de Patis Tesoro, moda de Alta Costura con tejido de piña, todo un descubrimiento tecnológico. Isabel no vestía ropa filipina, sino un vestido rojo de Tot- Hom. Para la boda de Porcelanosa tenía previsto un Oscar de la Renta. Isabel no le da importancia al posible romance de su hija Ana con el tenista Verdasco porque sabe bien que los amores jóvenes son cambiantes. 

Hablando de hijos,Tita Cervera confirmó en la última inauguración del Thyssen que todo sigue igual(de mal),entre ella y Borja, mientras se acerca la fecha del juicio que enfrenta a la baronesa con su hijo y Blanca Cuesta por la visita nocturna de la pareja al despacho. 

A Tita la acompaña estos días su inseparable Mercedes Lasarte, la pintora uruguaya depositaria de sus confidencias y quien ha pintado ya varias veces a sus mellizas Carmen y Sabina. También de sus hijos Tadeo y Diego y de cómo le han cambiado la vida, habló Miguel Bosé en la exposición Upcycling en el Círculo, con fotos de objetos reciclados. Miguel prepara ya la próxima fiesta en Barcelona junto al doctor Clotet, con la que se financian investigaciones contra el sida. 

Este año le acompañará como copresentadora Genoveva Casanova, en lugar de Eugenia Silva, cuya belleza, presencia y soltura son incomparables y a salvo de gazapos como aquellos en los que Genoveva atribuyó El Quijote a Quevedo. 

Y en estrenos, Barcelona inauguró la tienda de Zegna con Diego Osorio, al que la agencia de Eduardo Sayas puede lanzar como imagen de una gran firma internacional.Y la apertura de Pepito, un restaurante que eleva el tradicional pepito de nuestras meriendas a categoría de bocado gourmet. Los franceses de Maje han abierto boutique en el barrio de Salamanca y allí estaba Claudia Osborne, la pequeña de Bertín y todavía estudiante, acompañada de una de esas mánager que permiten o prohíben a la prensa hacer fotos como si su cliente fuera Sharon Stone. Es lo que tiene ganarse la vida a base de photocalls, se pierde el norte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario