20 diciembre 2013

Libros infantiles con arte y diseño

Cuando pintaba, Joan Miró trataba de despojarse de todos los condicionamientos de adulto y recuperar la mirada infantil (por eso, son los niños quienes mejor entienden su obra). Pero tradicionalmente el arte, la ilustración y el diseño han permanecido en un segundo plano en la edición de libros infantiles. La pequeña editorial Coco Books se pone en la piel de los niños para publicar volúmenes de cuidada estética, que son como un juego que motiva a los más pequeños a aprender y a desarrollar su creatividad. Nada que ver con los cuentos o los cuadernillos clásicos.

Con Coco Books los niños se acercan al diseño de una manera distinta: con los objetos alocados de Dalí (y sus famosos labios-sofá) o los muebles modernos de Philippe Starck. O descubren los peinados de moda de las reinas de Egipto o que el origen de los zapatos de plataforma ya se hallaba en el antiguo Japón, como muestra Mi maravilloso Fashion Book, con ilustraciones de Nina Chakrabarti, que también incluye los vestidos de última moda de Vivienne Westwood. Diversión entre las páginas de libros que también fascinan a los adultos.

«Queremos ir más allá de los típicos cuentos para niños y salirnos de los cuadernos de verano, que en cuanto a didáctica están muy bien, pero no tanto a nivel gráfico. Faltaba algo en la producción de libros infantiles», considera Mònica Carulla, directora de Coco Books, que fundó en 2006 junto a la editora Lluïsa Segarra. «Fue una apuesta muy arriesgada», reconoce Carulla, que tras dar a luz a gemelos detectó un gran vacío en las publicaciones infantiles. «Buscaba un determinado tipo de materiales en las librerías y no los encontraba. Había muchos libros ilustrados, pero los libros para que los niños pudieran interactuar se habían quedado un poco desfasados, el diseño y la estética no estaban al día», explica. «Nuestro objetivo es tener un diseño más vanguardista», coincide la editora Lluïsa Segarra.

Y ese diseño vanguardista tiene salida en las tiendas de museos, librerías especializadas, Abacus y grandes superficies como Fnac. Las tiendas de museo se perfilan como el espacio ideal para los libros de Coco Books, como Garabatos con Taro Gomi (escrito en japonés y castellano fue uno de los primeros que editaron y rápidamente se coló en la lista de los más vendidos en literatura infantil) o Diseño, una guía de muebles y objetos, desde el Klippan de Ikea hasta una silla de Frank Gehry. 

«En las escuelas se enseña Historia del Arte, pero no Diseño, que es con lo que convivimos día a día. La idea de nuestros libros es que los niños aprendan divirtiéndose. ¡Porque leer, escribir y dibujar es divertido! Queremos que no lo vean como una obligación escolar», reivindica Carulla. Y, en el festival de literatura infantil Món Llibre, que se celebra antes de Sant Jordi, la editorial ha organizado una actividad con una arquitecta, que enseñará a los pequeños a construir una lámpara a través del libro Diseño.

Coco Books alterna las publicaciones en castellano y catalán. «Aunque cada vez cuesta más hacer ediciones bilingües y con la crisis nos hemos visto obligados a reducir las tiradas, como tantas otras editoriales», lamenta Carulla. Pero ya se han creado una marca y un estilo propio en edición infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario