05 abril 2012

Un gigante con cabeza

El Turiasaurus Riodevensis, el dinosaurio más grande que se ha encontrado en Europa, ya tiene cabeza. Paleontólogos de la Fundación Dinópolis, han logrado recuperar y reconstruir el cráneo de aquel saurópodo que llegó a medir 30 metros de altura y pesar 40 toneladas. Se trata de uno de los tres únicos cráneos de estos gigantescos animales del Jurásico que se conocen en todo el mundo. El hallazgo tuvo lugar en 2005, tres años después de que se encontrara parte del esqueleto del mismo dinosaurio en el mismo yacimiento del municipio turolense de Riodeva. Desde entonces, el equipo ha trabajado en la recuperación y reconstrucción de los 24 huesos encontrados, que estaban muy fragmentados. Gracias a ellos, ya cuentan con el 55% del total del esqueleto de un ejemplar que ha servido para describir una nueva familia de dinosaurios, la turiasauria. 

El cráneo, cuyo análisis se ha publicado en Journal of Systematic Paleontology, ha servido para confirmar la existencia de este nuevo grupo. «Por su morfología vemos que tenía un espacio muy pequeño para el encéfalo y mucho mayor para los dientes, es decir, que comía mucho y pensaba poco», explicó Luis Alcalá, director científico de la Fundación, durante su presentación. Alcalá destacó lo excepcional que es encontrar este tipo de fósiles, dado su fragilidad: son huesos con milímetros de grosor. «Ahora es el más completo a nivel mundial de su género», señaló el paleontólogo. 

El director del yacimiento, Rafael Royo-Torres, explicó que han tardado dos años en reconstruir la cabeza, de 70 centímetros de largo, 50 de alto y 45 de ancho. «Era pequeña, en relación con su tamaño, para que no se le tronchara el cuello», comentaba Royo-Torres. Una réplica se expondrá en la sede que Territorio Dinópolis abrirá en Riodeva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario