14 mayo 2012

Del Nido contra las cuerdas

La tormenta se veía de lejos, pero el Sevilla se sentó a mirar. Como otras veces, ya escamparía. Sin embargo, la virulencia de estos truenos ha desatado una crisis en toda regla en el club de Nervión. A cosas como el flojo fútbol del equipo de Manolo Jiménez, los baches de resultados o las lesiones se estaba más o menos acostumbrado. Pero la desgracia con Sergio Sánchez, apartado por una patología cardiaca, y el demoledor auto de instrucción contra el presidente Del Nido (más información en la página 23) no entraban en ningún plan. Lo dicho, una crisis en toda regla.

Pese al zarandeo, el Sevilla intenta seguir viviendo con cierta normalidad. Siempre atento a los detalles, ayer premió a los chavales con el almuerzo y la foto oficial de todos los equipos del club. La crispación, sin embargo, fondeó en el acto. El equipo parece hundido y los problemas crecen como setas. La situación incluso enfrenta al entrenador, Jiménez, con su protector, Del Nido. El uno pide ahora mucho y el otro le da poco.

«Espero que los Reyes Magos vengan cargaditos antes del día 6», solicitó el técnico ayer. Minutos después, su presidente le respondía: «No creo que Manolo Jiménez se refiera a incorporaciones en Navidad, porque sabe que no las habrá. Sólo se producirá una en los próximos días, para cubrir la baja de Sergio Sánchez (que volverá a Sevilla el día 10 para hacerse unas pruebas), pero no habrá más, porque las posibilidades presupuestarias no lo permiten».

De hecho, casi le puso nombre a ese futbolista, con el que el director deportivo, Ramón Rodríguez Monchi, negociaba en esos momentos, evidenciando otra vez la agilidad del Sevilla en este tipo de situaciones de emergencia.

Se trata de Marius Stankevicius (28 años), el gigantesco central lituano de la Sampdoria, con la que se negocia una cesión con una opción de compra. Los problemas económicos del club italiano propiciarían una operación de ciertas garantías. Stankevicius, 43 veces internacional con Lituania, es titular habitual en la Samp, con la que ha jugado este curso 14 partidos en el Calcio.

La otra opción que manejaban los técnicos también proviene de Italia, Marco Motta, lateral derecho de la Roma, de 23 años y también cercano al 1,90 de estatura. El internacional sub 21 es más caro que Stankevicius.

Ambos responden «a las mismas características de Sergio Sánchez», como anunció Del Nido, que llegó a mosquearse cuando le insistieron en que el entrenador dijo lo que dijo. «Pues llámenle y pregúntenle a él. Pero no hay posibilidad ninguna, cero. El Sevilla no tiene presupuesto para gastarse 15 millones de euros. Se habla con una frivolidad de incorporaciones... como si ficháramos a jugadores de Segunda B».

La extrañeza del dirigente respondía a lo que consideraba una salida de tono de su empleado. De hecho, poco antes habían hablado, como siempre, aunando criterios que luego se reflejaban en sus discursos.

Ambos lamentaron la catarata de bajas, «y todas del tobillo», ambos se mostraron «seguros de conseguir al final el objetivo (clasificación para la Champions)» y ambos catalogaron al Barcelona como «el mejor equipo del mundo».

«Pero no es invencible», matizó Del Nido sobre el rival de esta noche en la Copa del Rey. Sobre otras historias, vivas hasta hace dos días, como la aspiración a la Liga, se gira el timón. «La lucha con los grandes está olvidada», zanjó Jiménez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario